Últimas tardes de verano en Cándido

 In Mesón de Cándido

Una vez más, el verano se termina. Esta época que tanto nos gusta, en la que la alegría de los días de sol se une a las sonrisas vacacionales de la gente. No queremos que se acabe, pero hay que volver a la rutina. Lo hemos pasado muy bien en las fiestas patronales de los pueblos, en los bares, en las cocinas, en muchos sitios en general; pero hay que mirar el lado bueno de las cosas: el invierno también es una época del año preciosa. Este verano ha sido muy especial para Mesón de Cándido. Hemos acogido a innumerables comensales que se han marchado con el estómago lleno y una sensación de felicidad muy patente.

El cochinillo con la piel extra crujiente sigue siendo el plato más demandado de la carta y nuestra clara seña de identidad. En cuanto a los postres, cabe destacar que la tarta de ponche segoviano y el flan de queso con salsa de tofe han sido los más solicitados por su gran intensidad de sabor.
La terraza ha tenido muy buena acogida entre segovianos y turistas. Las vistas al acueducto que tenemos desde la Plaza Azoguejo son insuperables y, acompañado de un buen vino o un vermut, son uno de los principales atractivos de la ciudad. Se acaba el verano, se acaba el calor, pero nosotros continuamos a pie de cañón. No os quedéis sin vuestro sitio para esa comida o cena tan señalada que tenéis marcada en el calendario.

Recordad, desde nuestra página web https://mesondecandido.es/ podéis reservar vuestra mesa. Además, tenemos la opción de llevaros el cochinillo a domicilio con el envío totalmente gratuito. Para más información consultad la web. Este invierno se viene cargado de muchas cosas: ¡cochinillo, tradición, limpia vajilla y, sobre todo, ganas de haceros disfrutar!

Recommended Posts

Dejar un comentario