Pechuga de pollo a la Villeroy con el Mesón de Cándido

 In Sin categorizar

Hoy os queremos acercar una receta de lo más sencilla del mundo para que podáis hacer en vuestra casa. El pollo es un alimento muy socorrido que está presente en multitud de mesas y casas. En esta ocasión vamos a preparar una pechuga con salsa Villeroy. Esta salsa es muy similar a la Bechamel y nos convertirá la receta en una mucho más sabrosa aún.

Para continuar con el proceso, a continuación, os facilitamos los ingredientes que vais a necesitar: una pechuga de pollo, salsa Bechamel, pan rallado, papel parafinado, aceite, sal y dos huevos. Lo primero que haremos será poner un cazo con agua a un fuego tirando a fuerte, le añadimos una punta de sal y también a los huevos que posteriormente batiremos para empanar la pechuga.

Introducimos la misma en el agua caliente y la mantenemos durante unos 10-12 minutos para que se haga bien tanto por fuera como por dentro, todo depende del grosor de esta. Una vez que pasa el tiempo y tenemos la pechuga cocida, la retiramos del cazo, la escurrimos y la dejamos reposar en frío unos 10-15 minutos en un frigorífico para que pierda temperatura.

Posteriormente, cuando ya esté a nuestro gusto, la metemos en un cazo para que sea bañada en bechamel. Volvemos a sacarla del cazo y la depositamos sobre un plato cubierto con papel parafinado. Repetimos proceso y la llevamos al frigorífico para que, durante una hora, pierda temperatura, la bechamel fragüe y haga una buena costra de cara a la fritura.

Transcurridos sesenta minutos calentamos una cazuela (para que el pollo esté bien cubierto) donde freiremos la pechuga una vez que la hayamos empanado. Por lo que vertemos el aceite necesario dentro de la cazuela.

Para empanar cogemos la pechuga, la bañamos bien en los dos huevos batidos y, a continuación, pasamos a rebozarla en pan. Y volvemos a repetir proceso para que tenga dos capas y, de esta manera, esté más consistente cuando friamos. La depositamos en la cazuela, la freímos bien por los dos lados y cuando esté dorada la sacamos y la colocamos sobre un plato cubierto con papel de cocina, para que pierda el exceso de grasa que puede llevar tras la fritura.

Llevados a cabo estos pasos ya tenemos lista nuestra pechuga a la Villeroy para disfrutar con nuestros familiares y amigos de un plato muy sabroso y muy sencillo de llevar a cabo.

Recent Posts

Dejar un comentario

0